Estrategia contra las operaciones simuladas con alta efectividad: SHCP

En seguimiento a la estrategia para detectar operaciones simuladas presentada el pasado 20 de junio de 2019 por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF); se dio a conocer que de las 150 posibles empresas factureras detectadas ese mismo mes, a 144 se les bloqueó el Certificado de Sello Digital (CSD), mientras que solo 6 de ellas lograron comprobar su domicilio fiscal, la actividad económica registrada y contar con la infraestructura y el personal para acreditar los montos facturados.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), informó a través de un comunicado de prensa que posterior al bloqueo del CSD, la UIF analizó la información de los 144 casos que incluía: Relación de RFC y lo facturado, así como la de sus clientes con lo facturado por los ejercicios 2017, 2018 y 2019; además de la relación de socios y accionistas, así como representantes legales.

Seguido de ello, la UIF analizó los movimientos en las cuentas bancarias de estas 144 empresas y generó alertas por lavado de dinero en todos los casos.

Como parte del procedimiento, la UIF seleccionó una muestra de 10 empresas y de ellas se identificaron 135 personas físicas y morales relacionadas, por lo que se procedió a asegurar sus cuentas bancarias. Estos casos fueron remitidos al SAT para su revisión; a 92 de ellos se les bloqueó el CDS, en los restantes no se encontraron diferencias fiscales, o bien están inactivos en el RFC o ya se liquidaron.

Asimismo, se dio vista a la PFF para que procediera por defraudación fiscal contra quien reciba las ganancias. Además, se están integrando 14 investigaciones penales por lavado de dinero, que abarca a 145 sujetos, y el SAT está trabajando en 130 denuncias por delitos fiscales.

El comunicado destaca que entre el 2015 y el 2018, solo se presentaron 210 denuncias por el delito de expedición y enajenación de comprobantes que amparan operaciones inexistentes; mientras que de enero a septiembre de 2019 se han presentado 174 denuncias y se están preparando otras 130 adicionales.

“Estos resultados muestran que el Modelo de Riesgos que el SAT está implementando es eficaz ya que de 150 casos detectados, solo causó excepción en 6 contribuyentes, esto demuestra una efectividad del 96%. En cuanto a la efectividad probada en colaboración con la UIF es del  100%, debido a que de los 144 casos transmitidos, todos coincidieron con el modelo de riesgo implementado por la UIF”, apuntó la SHCP.

Además agregó que la Reforma Penal Fiscal, que entrará en vigor el próximo 1 de enero del 2020, permitirá continuar la persecución de los delitos fiscales básicos, y aportará mayores herramientas para la persecución de aquellos que por su configuración constituyan una amenaza a la Seguridad Nacional o sean cometidos por la delincuencia organizada.

El boletín puntualiza que únicamente se dictará prisión preventiva oficiosa a los delincuentes fiscales peligrosos, es decir, aquellos que incurren en alguno de los delitos calificados en el Código Fiscal de la Federación (CFF).

La reforma considera como delincuencia organizada a las Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas (EFOS) que defrauden por más de 7.8  mdp, cuyas consecuencias son la prisión de 4 a 16 años y opera la prisión preventiva.

Además puntualizó que los contribuyentes que no ameritarán prisión preventiva serán aquellos que cometen un delito fiscal básico, es decir, aquellos que defraudan por cualquier monto a la autoridad fiscal, por lo que puede aplicar la prisión de 2 meses a 9 años; y los contribuyentes comunes, que son aquellos que puedan llegar a incumplir por error o negligencia, en estos casos no aplica la acción penal.

La Secretaría de Hacienda agregó que existen filtros legales e institucionales que impiden el uso ilegal de las herramientas contra los delincuentes fiscales, los cuales son: 1) auditoría del SAT, 2) querella de la PFF, 3) investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), 4) investigación con control judicial, 5) juicio, 6) sentencia y 7) medios de impugnación y juicio de amparo.

La dependencia conminó a los contribuyentes a revisar su facturación. En caso de existir alguna duda respecto a alguna factura u operación celebrada con alguna EFOS deberán acercarse al SAT para autocorregirse en caso de haber cometido el error de comprar una factura.

Los contribuyentes pueden acudir a la oficina desconcentrada que les corresponda o en las oficinas de BANCEN, teniendo a su disposición también el correo electrónico denuncias@sat.gob.mx y el teléfono 0155-62722-728.

Con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

leave a reply