Esta es la información que tendrán que entregar las empresas digitales al SAT de sus usuarios

La propuesta de modificaciones a la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y la del Impuesto sobre la Renta (ISR), misma que forma parte del Paquete Económico para 2020, destaca por la cantidad de información que se pide a las compañías digitales sobre sus usuarios.

Si estos cambios se aprueban como tal, las empresas digitales tendrán que entregar los siguientes datos:

  1. Nombre completo o razón social.
  2. Clave en el registro federal de contribuyentes.
  3. Clave única de registro de población.
  4. Domicilio fiscal.
  5. Institución financiera y clave interbancaria estandarizada en la cual se reciben los depósitos de los pagos.
  6. Monto de las operaciones celebradas con su intermediación durante el periodo de que se trate, por cada enajenante de bienes, prestador de servicios u otorgante del uso o goce temporal de bienes.
  7. Tratándose de servicios de hospedaje, la dirección del inmueble y el número predial de la propiedad.

Esta información tendrá que entregarse de forma mensual “a más tardar el día 10 del mes siguiente del que se trate” y se obliga a que se haga de conformidad con las reglas que emita el Servicio de Administración Tributaria (SAT), cuya expedición tiene como fecha límite marzo del 2020.

Compañías como Uber, Mercado Libre, Airbnb, han rechazado estos cambios, ya que tendrían que hacer las modificaciones necesarias en sus sistemas para recabar la información en un mes, antes del 1 de abril, cuando la nueva regulación debe ser implementada.

Requerimientos de información, excesivos

Además de han solicitado un sistema más simplificado para compartir la información; la modificación del esquema de retención del ISR para los vendedores, conductores y anfitriones; así como la eliminación de la sanción por no registrarse ante el SAT.

Estas plataformas no requieren la recolección de la mayoría de los datos que las autoridades piden ya que consideran que solicitar la misma es excesivo.

A consecuencia de lo anterior, tendrían que aplicar una actualización de sus sistemas de cumplimiento e incluir la toma de medidas de seguridad adicionales para proteger dicha información.      

Tal inconformidad ha llevado a un grupo de asociaciones de la industria tecnológica y de telecomunicaciones a enviar una carta a altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos en la que expresan su inconformidad con la regulación propuesta por el gobierno de México.

Con información de El Economista.

leave a reply