Genera incertidumbre el nuevo reglamento ambiental de la OMI

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer que existen muchas expectativas e incertidumbre en torno a los cambios al Anexo VI del Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques (MARPOL) de la Organización Marítima Internacional (OMI),  que entrará en vigor el 1 de enero de 2020 y tendrá una vigencia de 30 años.

Con estas nuevas reglas se pretende la reducción inmediata de emisiones de contaminantes y de los gases efecto invernadero (GEI) a la mitad para el año 2050 a alrededor del 1.4% del global actual, señala información de Revista T21.

No obstante, las adecuaciones a la regulación para lograr este objetivo traen consigo dudas con respecto los costos de adaptación, reformas necesarias, aumento del valor del combustible, su disponibilidad, el impacto en el comercio, entre otros.

Entre los cambios contenidos en el MARPOL, destaca que el contenido de azufre del combustible (HSFO) utilizado a bordo los buques mercantes que operen fuera de las Zonas de Control de Emisiones (ECA) no deberá exceder el 0.50% masa/masa (m/m), mientras que para los buques que operen en ECA no deberá́ exceder el 0.10% m/m. Lo anterior representa una reducción significativa del límite global actual de 3.50% m/m.

Además, el Anexo VI también prevé́ la reducción progresiva de las emisiones de óxido de azufre (SOx), óxido de nitrógeno (NOx) y materia particulada (PM) a nivel mundial y la creación de las ECA con el fin de reducir aún más las emisiones de contaminantes atmosféricos en las zonas marítimas designadas.

Hasta el año pasado, la flota de buques mercantes contabilizaba un total mundial de 59 mil 687 naves, que están divididas mayoritariamente en petroleros, graneleros, buques de carga general, portacontenedores y buques transportadores de gases y químicos. El total en tonelaje durante el 2018 fue de 1.92 miles de millones de DWT, señala la Cepal.

El promedio entre los años 2007-2012, las emisiones de CO2e (equivalente) de los buques comparadas con el CO2e global (valores en millones de toneladas de CO2) representaban el 2.8 %; por ello, la meta de la OMI es reducir a largo plazo las emisiones de GEI a la mitad para 2050, llegando a aproximadamente 1.4% del total global.

Esta organización ha previsto que la contaminación podría aumentar entre un 50% y un 250% para 2050, si no se toman medidas al respecto, por lo que es necesario reducir también la emisión de otros contaminantes.

El Convenio MARPOL fue firmado en 1973 y hasta la fecha ha sido ratificado por 155 países. Desde su origen, su objetivo ha sido prevenir la polución marítima producida por las emisiones de los buques.

Se han añadido anexos con el paso del tiempo, los cuales limitaban las emisiones a 4.5% m/m de azufre pero a lo largo de su existencia se bajó́ el límite de las emisiones a 3.5% m/m, y ahora con este nuevo cambio que entrará en vigor en 2020 se espera una reducción drástica en este límite.

Con información de Revista T21.

leave a reply