Uso de medios electrónicos permite una recaudación más eficiente

El uso de plataformas y medios electrónicos ha beneficiado tanto a los contribuyentes como a la autoridad al permitir un análisis fiscal más ágil y eficiente; así lo dio a conocer el administrador central de Operación de Canales Remotos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Oswaldo Fuentes Lugo, al participar como ponente en el evento Auditorías electrónicas en el área contable y financiera, organizado por la Asociación Nacional INCOMEX.

“Las cifras han sido favorables tanto para el fisco como para los contribuyentes. Esto precisamente como reflejo del beneficio que se obtiene del uso de medios electrónicos y plataformas, lo cual le permite a la autoridad, ante las limitantes en materia de capital humano, tener procesos de devolución así como de fiscalización muchos más simples y ágiles”, manifestó.

Entrevista para INCOMEX

“La fiscalización electrónica constituye la posibilidad para que la autoridad amplíe su alcance sobre los contribuyentes, detecte de manera más rápida presuntas irregularidades y busque a los contribuyentes de una manera más expedita” detalló.

En este sentido, el Administrador Central de Operación de Canales Remotos informó que gracias al uso de las herramientas tecnológicas, en el periodo de enero a mayo de 2019, el SAT logró reducir el costo de la recaudación en un 26% en comparación con el año 2018.

“El costo de la fiscalización se ha reducido en gran medida por el uso de la información que por medios electrónicos tiene acceso la autoridad, fundamentalmente la factura electrónica y la diversidad de trámites y servicios que hoy se prestan en las plataformas tecnológicas”, expresó.

Respecto al proceso de devolución de saldo a favor, Fuentes Lugo destacó que en ocasiones este trámite puede ser tardado ya que, salvo la devolución del ISR a personas físicas, no se cuenta con un proceso automatizado. Es decir, que se realiza una solicitud de revisión para que el SAT inicie el proceso de revisión de procedencia cuyo plazo puede llegar a los 40 días hábiles.

Lo anterior, aunado al número de solicitudes que tiene la autoridad, ocasiona que el trámite no sea tan rápido como los contribuyentes desean.

Además, se deben contemplar los requisitos para ubicarse en los supuestos, es decir que, el hecho de tener un saldo a favor no constituye la posibilidad de que sea devuelto y para ello hay que cumplir las condiciones establecidas por la autoridad.

El funcionario recordó que para facilitar este proceso, los contribuyentes deben de revisar que sus documentos, tanto para solicitar el IVA como el ISR u otros, no tengan errores, para que les sea favorable el proceso y proceda el saldo. Consideró que los usuarios deben adaptar sus modelos de negocio a las nuevas disposiciones fiscales y nuevas formas de cumplimiento.

“Se quedaron como acostumbrados al uso de papel con la factura electrónica y a tener sus documentos en la parte contable y hoy sus modelos operativos y de gestión no les han permitido todavía adaptarse a esa modalidad que la autoridad tiene, entonces cuando ésta requiere la información, el contribuyente batalla mucho para poder entregarla en los términos establecidos para su revisión”, concluyó.

leave a reply