Delitos fiscales serían tratados como delincuencia organizada

Se presentará una iniciativa ante el Congreso que contempla prisión preventiva para quienes cometan defraudación fiscal grave y para quienes se organicen para evadir al fisco, así lo confirmó un alto funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a El Economista.

La autoridad fiscal ha mantenido reuniones con la Iniciativa Privada, la cual ha pedido que se rectifique el considerar la evasión fiscal como delincuencia organizada, además que pidió que el fisco se enfoque más contra de la compra-venta de facturas que en la evasión fiscal; ambas recomendaciones fueron rechazadas.

El funcionario manifestó que la evasión vulnera al Estado mexicano y que no cuenta con suficientes “armas” para combatirla en sus expresiones más graves. En los últimos 20 años estas prácticas se volvieron más atrevidas y esto se agudizó en el año 2016 cuando la defraudación fiscal dejó de ser considerada delito grave.

La propuesta recibió la crítica de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), institución que acusó que se trata de terrorismo fiscal y de un paso hacia un Estado totalitario.

Al respecto, el funcionario involucrado en la preparación de la propuesta responde: “Hay varios filtros. Primero está el SAT y luego la Procuraduría. Se tiene que demostrar que hay dolo, que hubo un engaño, identificar a la organización y probar que se cometieron al menos dos delitos fiscales. Todo esto para convencer a un juez de que tenemos un caso sólido. Estamos hablando de un poder independiente”.

La reforma pretende abatir una evasión de alrededor de 500 mil millones de pesos y el objetivo de las autoridades son las empresas factureras, pero reconocen que operan de muchas maneras: el uso de facturas para el desvío de recursos públicos; el abuso de los beneficios fiscales; el outsourcing sucio y el lavado de dinero del narcotráfico.

Además que, en la práctica, otorgaría mayores facultades a la Fiscalía General para investigar y perseguir la evasión fiscal y utilizar métodos como los que utilizan para perseguir a las organizaciones criminales.

La propuesta de reformas legales se dictaminará en la Comisión de Estudios Legislativos del Senado y se discutirá en el pleno. Luego pasará a la Cámara de Diputados. En caso de aprobación entrará en vigor antes de que termine el 2019.

Con información de El Economista.