México con una gran área de oportunidad en guerra comercial EU-China

La guerra comercial en la que se han inmerso Estados Unidos y China, ha abierto una oportunidad única para el desarrollo económico de México, que ha logrado consolidarse como el principal socio comercial de EU.

Por ello, el experto en comercio exterior, Luis Alberto Quiroz Martínez, explica cómo podría aprovecharse este contexto para tener una mayor captación de Inversión Extranjera Directa (IED).

Antes que nada, advirtió que la aplicación de aranceles de entre 5 y 25% por parte de China a productos estadounidenses valorados por casi 60 mil millones de dólares y de 10% a importaciones de bienes valuados en 75 mil millones de dólares, puede causarle una desaceleración a Estados Unidos en sectores específicos que afectarían en el largo plazo a México, su principal socio comercial.

No obstante, la carga arancelaria puede encarecer algunos productos provenientes de China, los cuales pueden ser sustituidos por otros idénticos o de características similares de un país distinto, que bien podría ser México.

De igual forma, detalló que si se dan condiciones como el mejoramiento de los indicadores macroeconómicos y el ajuste de las tasas de interés al mercado global, se crearía un escenario muy favorable para que Estados Unidos migre su inversión manufacturera de China a México.

Recordó que la capacidad empresarial, laboral y técnica del país han sido argumentos para la atracción de IED y el establecimiento de industrias manufactureras y que además, posibilitan la creación de nuevos clusters que aprovechen las ventajas competitivas de la región de América del Norte.

Aportación de suministros a la cadena productiva

Los principales insumos manufactureros de México están vinculados a la industria maquiladora y debido al alto crecimiento de las manufacturas de exportación, se han incorporado muchos subproductos de origen mexicano a los procesos de ensamblaje.

Incluso, se han agregado productos de capital extranjero, pero de empresas mexicanas que han colocado a nuestro país en el puesto número 8 del ranking de los países con mayor índice de competitividad en la industria manufacturera a nivel mundial en 2016.

“Esto confirma que hemos ganado terreno en varias industrias. Lo que falta es mayor investigación e innovación, para que se desarrollen tecnologías y procesos de producción de punta, para volver a la región la de mayor crecimiento económico” agregó.  

Por lo anterior, Quiroz Martínez reafirmó que empresas norteamericanas ubicadas en China, principalmente las tecnológicas, podrían trasladar sus operaciones a México para conservar las ventajas competitivas que el país oriental les ofrecía antes del conflicto.

Asimismo expresó que el sector automotriz, donde nuestro país se posicionó como el cuarto mayor exportador del mundo, puede ser un sector ancla para la atracción de mucha IED de empresas proveedoras de esta industria.

México se mantiene atractivo para las inversiones

Reiteró la importancia de crear condiciones para incentivar la confianza de los inversionistas, por dos ejes fundamentales: primero, revisar y ajustar los marcos jurídicos y económicos para tener mayor confianza para invertir en México; y promover al país en el extranjero enfatizando sus ventajas competitivas.

Con relación a este último punto, expuso que México forma parte de instrumentos comerciales que lo colocan en una posición favorable, tal es el caso del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que está en proceso de ratificación; y el Tratado Integral y Progresista  de Asociación Transpacífico (CPTPP), integrado por más de 10 de 4 regiones geográficas (Norteamérica, Sudamérica, Oceanía y Asia).

Entorno global incierto

Finalmente, se refirió a la desaceleración de la economía global como un efecto dominó.

“Es algo novedoso, después de la segunda guerra mundial se han vivido más de 70 años de crecimiento constante del PIB mundial en un periodo de relativa paz. Lo irónico del asunto es que la guerra no es bélica, sino comercial“.

Apuntó que con la llegada del presidente Donald Trump inició un cambio en la política exterior de muchos países que no estaban acostumbrados a comunicarse ni atender los asuntos de diplomacia por medio de las redes sociales.

“Una amenaza al status quo de la estabilidad diplomática de las relaciones internacionales contemporáneas en donde los inversionistas del mundo estarán muy cautelosos y limitados en sus decisiones de inversión”, dijo.

Quiroz Martínez agregó que según especialistas, la verdadera razón de la guerra comercial entre China y Estados Unidos es por un tema de tecnología, particularmente las que se están desarrollando con 5G, en donde empresas como Google, Apple o ATT compiten con la gigante china Huawei.

“Hay que estar más atentos a ese tema, pues puede marcar el rumbo de la nueva era de las relaciones internacionales, inmersas en tecnologías como condición de convivencia”, concluyó.

leave a reply