Por presuntas operaciones simuladas el SAT tiene en la mira a 1,500 empresas

 “El Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene en la mira a otras 1,590 empresas que presuntamente simulan operaciones, que estarían emitiendo facturas apócrifas, de acuerdo con información publicada en su página de Internet”, informó El Economista.

Del año 2014 al mes de junio de este 2019, la dependencia liderada por Margarita Ríos-Farjat, tiene en su lista negra a 10,257 contribuyentes por considerar que han emitido comprobantes fiscales falsos, es decir, que aunque cumplen con elementos formales intentan amparar operaciones que no existieron.

Del total, los 1,590 contribuyentes mencionados están bajo el concepto de “presunto”.

“Éstas son empresas a las que el SAT detectó ejecutando acciones que, a su juicio, se encuadran en el supuesto de operaciones inexistentes, y puede que sí lo estén haciendo, pero los contribuyentes tienen un plazo para presentar evidencia que demuestre que las operaciones que amparan sus facturas sí son realizadas, y solicitar, en consecuencia, que sean removidos de esa lista negra. Varios de esos contribuyentes podrían estar ahí por una errónea apreciación por parte de la autoridad, o porque sin saberlo fueron utilizados por alguien más que se vio beneficiado”, explicó a El Economista Salvador Mejía, socio director de la consultoría Asimetrics.

El especialista agregó la importancia de no juzgar como defraudadores fiscales a todas las personas o empresas listadas, ya que en ellas pueden estar tanto empresas fantasmas como empresarios que sin saberlo pueden ser víctimas de un manejo indebido de su contabilidad.

“La lista negra del SAT, que entró en vigor en el 2014, se sustenta en el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, el cual precisa que cuando el fisco detecte que un contribuyente emite facturas sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o comercializar bienes, o si bien no se localizan, se presumirá la inexistencia de las operaciones”, precisó el medio de comunicación.

Con información de El Economista

leave a reply