Sindicatos buscan amparos contra la reforma laboral

Por considerarla violatoria de la libertad y autonomía sindical, organizaciones vinculadas con la Confederación de Trabajadores de México (CTM) han promovido amparos contra la Reforma Laboral para evitar la modificación de estatutos e incluir el voto libre directo y secreto de sus integrantes.

De 99 solicitudes, han llegado las primeras ocho al juzgado Séptimo de Distrito en Materia Laboral, donde se dictaminará la sentencia el próximo 2 de julio, a partir de la solicitud que emitió el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción Terraceros Conexos y Similares de México.

De acuerdo con información publicada por El Economista, la CTM trabajó el documento que servirá de machote para solicitar el amparo en contra del decreto publicado el 1 de mayo, en el que se hacen modificaciones a las leyes Federal del Trabajo, del Poder Judicial de la Federación, del Infonavit y del Seguro Social, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva.

En tanto, el tribunal destacó que “para efectos de la suspensión provisional, el quejoso tendrá que acreditar, cuando menos de manera indiciaria, la afectación que le causa el acto reclamado a su interés legítimo o jurídico, pues para ese momento basta la comprobación que se obtenga a través de un hecho, circunstancia o documento, cierto y conocido, por virtud del cual, realizando una deducción lógica, el juzgador de amparo pueda presumir válidamente que quien solicita la medida cautelar resulta agraviado con el acto reclamado, aunado a que pueda inferir que efectivamente la ejecución de los actos reclamados le causarán daños y perjuicios de difícil reparación”.

Cabe destacar que el protocolo guía para la actualización de contratos colectivos de trabajo y la actualización de estatutos estará listo antes de que concluya el año.

Los sindicatos tienen hasta diciembre para modificar sus estatutos y alinearlos a los cambios laborales marcados en la reforma y dar cumplimiento a los acuerdos internacionales, como el Convenio 98 de la OIT y el capítulo 23 del T-MEC.

Con información de El Economista.

leave a reply