Actualización: así va la construcción de la garita Otay Mesa II

Con el objetivo de atender el creciente número de vehículos de pasajeros y mercancías que cruzan diariamente entre San Diego y Tijuana, así como despresurizar las garitas de San Ysidro y Otay, los diferentes niveles de gobierno de México y Estados Unidos trabajan conjuntamente en la apertura del nuevo puerto fronterizo conocido como East Otay Mesa, o bien, Otay Mesa II, el cual se estima que iniciará operaciones en 2021 y requerirá una inversión conjunta de entre 900 y 950 millones de dólares (mdd) para la edificación y equipamiento de ambos lados de la frontera.

De acuerdo con la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG) y el departamento de Transporte de California (Caltrans), este nuevo puerto fronterizo beneficiará a ambos países reduciendo el impacto económico que ocasiona la saturación de los actuales cruces, que le cuesta a esta región fronteriza 7.2 mil mdd y más de 62 mil empleos anuales; facilitando el movimiento de personas y mercancías manteniendo la seguridad de la frontera con sistemas modernos de manejo de tráfico.

De igual forma, mitigará los efectos nocivos al medio ambiente reduciendo a 20 minutos el tiempo para llegar al punto de inspección primario, esto ya que actualmente la espera puede llevar entre dos y cuatro horas ocasionando que los automóviles sean una gran fuente de contaminación del aire.

La SANDAG puntualizó que el puerto fronterizo Otay Mesa II contará con:

  • Un nuevo sistema de detección de tiempo de espera en la frontera con capacidades avanzadas de alerta al viajero.
  • Un enfoque de sistema amplio para gestionar la congestión del tráfico en los principales puertos de entrada a lo largo de la frontera de San Diego-Baja California.
  • Un sistema de peaje variable que sirve como herramienta de recolección de ingresos y como herramienta de gestión de la demanda de transporte.
  • Carreteras en ambos lados de la frontera que se integren a la perfección con los sistemas de carreteras regionales.
  • Asociación para diseñar, financiar y construir el proyecto.

También establece que para dar atención a los usuarios de esta nueva garita, se construye la Ruta Estatal 11 (SR-11). En la actualización del 16 de mayo del reporte “SR-11 Otay Mesa East Port of Entry” se señala que en 2016 se abrió el segmento 1 de la SR-11, así como sus conexiones en dirección norte hacia las autopistas 125 y 905.

Mientras que entre junio y julio de este año iniciará la construcción del Segmento 2A y Segmento 4 con conexiones en dirección sur de la SR-11.

De acuerdo con este reporte, la conexión de las autopistas 125 y 905, así como el segmento 2B de la SR-11 están planificadas el año 2020; mientras que para 2021 se iniciaría con el Segmento 3 de este camino. Se estima que la obra quedará concluida en diciembre de 2021.

La SANDAG señala que el comercio entre Estados Unidos y México se incrementa en promedio 8% cada año y más del 90% del intercambio entre California y Baja California es a través del autotransporte, por lo que agilizar el cruce de estos vehículos es una necesidad para ambas regiones.

En este sentido, el Subsecretario de Infraestructura se la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Cedric Iván Escalante Sauri dio a conocer que en 2017 la infraestructura de exportación en los 54 cruces fronterizos con Estados Unidos permitió un intercambio comercial entre los dos países valorado en 384 mil 734 mdd a través de autotransporte y 79 mil 944 mdd por tren.

También destacó a la zona Tijuana-San Diego como la más importante de toda la frontera, pues atiende al 30% de los pasos diarios de automóviles, al 38% de los autobuses y al 30% de peatones.

Escalante Sauri agregó que actualmente está en proceso de liberación el derecho de vía para la construcción de la conexión carretera hasta el nuevo cruce, que tendrá una superficie total de 314 mil 773 metros cuadrados. Para ello se empleará el esquema de concesión vía licitación.

Ver reporte del SANDAG: aquí.

Con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes así como de la Asociación de Gobiernos de San Diego.

leave a reply