Puerto Progreso recibirá más de 500 millones de pesos

Con el objetivo de fortalecer su infraestructura portuaria y su vocación como destino turístico, el puerto de Progreso en Yucatán, recibirá a partir de este año una inyección de recursos estatales y federales de más de 500 millones de pesos.

El gobierno de Yucatán dio a conocer que la inversión comenzaría a partir de este año, con alrededor de 60 millones de pesos para la mejora de calles, cableado subterráneo y el remozamiento de su tradicional Casa de la Cultura.

Mientras que la Secretaría de Fomento Turístico de Yucatán prevé que para el 2020 el municipio de Progreso reciba entre 300 y 500 millones de pesos para el mejoramiento de su infraestructura turística y urbana.

A esto se suman que la Administración Portuaria Integral (API) de ese puerto dio a conocer que considera la aplicación de recursos por el orden de 169 millones de pesos para apuntalar y fortalecer las operaciones del puerto de altura.

Esta inversión anunciada por la API considera la construcción de muelles públicos en peine para atracar 115 embarcaciones; reforzamiento de muelles públicos; dragado de mantenimiento en puertos pesqueros hasta una profundidad aproximada de tres metros y una cerca perimetral con control de acceso.

Las obras buscan ampliar la capacidad de atraque del puerto de abrigo y así garantizar la seguridad de las embarcaciones que ahí operan, ya que las flotas pesquera y turística suman más de 4 mil embarcaciones adicionales a las más de 600 embarcaciones de la flota pesquera y más de 3 mil 500 naves de la flota turística y de recreo, que también son usuarias del puerto de altura.

Asimismo, se llevará a cabo el dragado de mantenimiento en el municipio costero de Telchac Puerto y en las comunidades pesqueras de Chabihau y Dzilam de Bravo.

Estas obras permitirán atender de mejor manera a los más de 440 mil turistas que llegan a este puerto vía cruceros y los otros miles de visitantes locales, nacionales y extranjeros, según lo publicado por El Economista.

Con información de El Economista.

leave a reply