Renuncia Germán Martínez al IMSS y señala injerencia perniciosa de la SHCP

  • Esta es la primera renuncia de un funcionario en la administración de Andrés Manuel López Obrador

Germán Martínez Cázares, presentó este martes su renuncia como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) -a través de un comunicado oficial-, exponiendo que algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda tienen injerencia perniciosa en el IMSS, misma que pone en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y de prestación de servicios del instituto.

Explicó que si bien el IMSS es un organismo autónomo de gestión gubernamental, también distribuye diariamente más de mil millones de pesos pertenecientes a los obreros y patrones, por lo que debe administrar su patrimonio con reglas especiales, y el control en exceso de esos recursos sin apego a ellas puede acabar con la dinámica propia del Instituto.

Lo anterior tiene dos consecuencias de acuerdo al comunicado. En primer término pasillos de espera llenos de personas adoloridas, mal trato y retraso en la atención a pacientes. Y en segundo lugar el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor gasto a las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento.

En este sentido, señaló que el IMSS no necesita una reforma reglamentaria sino que requiere una reforma legal para acoplarlo al sistema universal de salud y al modelo preventivo, y mientras esto se discute, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral; las vacantes aumentan; hay rezago en la infraestructura, contratos y servicios, de los cuales algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia; las reclamaciones y litigios aumentan; y el abasto de medicamentos es precario y pende de un hilo.

En el documento, el exdirector acusó que los funcionarios de Hacienda no quieren dialogar con el IMSS y reclamó la relación entre ambos organismos debe darse en condiciones de certeza jurídica. Denunció que Hacienda no puede desviar los ahorros del IMSS a otros fines, pues según el artículo 277 C de la ley del Seguro Social, no lo obliga a concentrar sus ingresos en la Tesorería de la Federación.

Admitió que la calidad y eficacia del IMSS dejan mucho que desear, además de tener retos, desafíos, extravíos y una enorme corrupción. Asimismo, agregó que no ve las iniciativas para dar seguridad social permanente a todos los jornaleros del campo, repartidores de comida o choferes, ni a los trabajadores de la construcción, como sí se realizó con las trabajadoras del hogar.

Martínez Cázares reiteró que el motivo de estas diferencias con algunos funcionarios de Hacienda no es la compra de medicamentos sino fortalecer y respetar al IMSS.

De acuerdo a lo publicado por El Financiero, la Secretaría de Hacienda respondió que no hay reacción por el momento.

 Con información de El Financiero.

Comunicado emitido por Germán Martínez Cázares.

leave a reply