Industria automotriz brasileña, con interés en el Bajío mexicano

[EL ECONOMISTA]

Una comitiva de compañías automotrices del país sudamericano alista una misión empresarial que viajará a la región.

Querétaro, Qro. Empresas brasileñas mantienen interés por generar vínculos de negocios con la economía mexicana, principalmente en la región Bajío.

La industria automotriz se visualiza como uno de los rubros en común y de intereses para firmas instaladas en el país sudamericano, explicó el director de la Cámara México-Brasil (Camebra) en el Bajío, Liborio Rauber.

Por ello, una comitiva de compañías brasileñas automotrices alista una misión empresarial que viajará a la región.

“Acabamos de llevar una misión aeronáutica, excelentes resultados tuvimos, y ahora estamos preparando misiones de allá para acá, del sector de autopartes, vamos a traer una misión aeronáutica de Brasil-México”, pronunció el directivo.

Destacó que hay interés de empresas brasileñas por instalar unidades de comercialización, en la región, específicamente en el rubro de autopartes.

“Aquí del Bajío ahora tenemos solicitudes más para apertura de mercado, comercialización, no tanto la inversión establecida; la empresa Latinoamérica, a donde va, primero tiene que cautivar el mercado y después hacer el costo-beneficio para saber si es necesario hacer inversión”, expuso.

En marzo se llevó a cabo una misión comercial aeronáutica en la que participaron cuatro firmas e instituciones de la industria del estado de Querétaro, quienes sostuvieron 22 reuniones de trabajo en Brasil.

“La política económica que estamos viendo es que México para nosotros es un tremendo jugador, un aliado comercial con el que vamos a buscar trabajar fuertemente en los próximos meses”, refirió.

Como parte de los resultados de la reciente misión queretana, se generaron los cimientos para concretar un convenio entre la Universidad Aeronáutica en Querétaro y el Instituto Tecnológico de Aeronáutica de Brasil.

En tanto, la Camebra tiene conocimiento de cuatro proyectos de inversión que implican la instalación de plantas que llegarán al Estado de México.

Además, se alista una misión evocada a la agroindustria de empresas mexicanas que acudirían a Canadá, con la finalidad de buscar intercambio de conocimiento relacionado con el modelo de negocio de cooperativas, así como transferencia de conocimientos de la industria de alimentos.

México, destacó Liborio Rauber, representa un importante punto logístico de alto valor para las empresas brasileñas, especialmente al perseguir el objetivo de diversificar sus vínculos comerciales y potenciar la relación con naciones con las que se mantienen estrechamente vinculados, como lo es China, de donde procede 22% de las importaciones brasileñas.

“Para nosotros México es un país jugador logístico de alto valor, la política ahora del gobierno brasileño es salir un poco del grupo Mercosur e ir a otros países, como el bloque europeo, aparte de China que es nuestro mayor cliente, pero Brasil está poniendo mucho el ojo ahora con la alianza con México, porque son las dos mayores economías de Latinoamérica”, puntualizó.

Con el cierre de las oficinas de Proméxico en el extranjero, añadió, se ha incrementado considerablemente el número de solicitudes de información en la Camebra, por lo que la cámara busca seguir atrayendo estas intenciones de inversión.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, en los últimos 20 años las entidades con mayor recepción de Inversión Extranjera Directa proveniente de Brasil fueron Veracruz (2,602.7 millones de dólares), Querétaro (551.1 millones), la capital del país (509.2 millones), el Estado de México (503.6 millones) y Jalisco (319.2 millones).

Mientras que las ramas económicas que registraron los mayores montos de IED brasileña fueron fabricación de resinas y hules sintéticos, y fibras químicas (51.4% del total); explotación avícola (8.0%); otras instituciones de intermediación crediticia y financiera no bursátil (7.0%); construcción de vías de comunicación (6.0%); fabricación de productos químicos básicos (4.8%), e industria básica del hierro y del acero (4.2 por ciento). La fabricación de automóviles, camiones y autopartes se ubicó en el top 10.

Durante el periodo 1999-2018, el Bajío captó 60,680.3 millones de dólares de IED (11.2% del total nacional); de este monto, 36.5% pertenece a Estados Unidos, 15.9% a Japón y 10.5% a España. Brasil se colocó en la posición 11.

De las entidades federativas de la región del Bajío, destaca que solamente en Aguascalientes el principal inversionista (Japón) es distinto a Estados Unidos.

Guerra comercial

En este contexto, la guerra comercial que enfrentan Estados Unidos y China podría motivar la instalación de empresas asiáticas en el estado, declaró el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable Marco Antonio del Prete Tercero.

“Evidentemente es un juego de vencidas, a ver quién impone más aranceles. La ventaja que hoy puedo ver en Querétaro y México es que la inversión china está buscando asentarse en nuestro país para poder acceder a un arancel más bajo a través de este tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, y que pudiera favorecer la instalación de nuevas empresas y el aumento de producción para acceder a esta zona de libre comercio”, indicó.

El secretario estatal aseveró que, ante esta coyuntura comercial, se abren posibilidades de inversión china en la entidad, siendo una estrategia por la que optarían firmas asiáticas para evadir las imposiciones arancelarias del gobierno estadounidense.

Actualmente, aseguró, el gobierno estatal está en pláticas con cuatro empresas chinas que han mostrado interés por instalarse en Querétaro.

Empresarios, especialistas y gobiernos locales impulsarán el Bajío-occidente

Empresarios, especialistas y gobiernos locales sumarán esfuerzos para impulsar la competitividad de la región Bajío-occidente, que en los últimos siete años ha sido la zona más dinámica del país.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que esa región —integrada por Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí— se ha convertido en el motor económico de México.

“Entender la realidad del Bajío y del occidente no sólo nos permitirá identificar las buenas prácticas de cada entidad, sino también impulsar que esta región siga abonando a mejorar la competitividad nacional, a través de la generación de empleo y atracción de inversiones”, expuso.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, añadió, muestran que esas cinco entidades producen 1 de cada 5 pesos que nuestro país exporta.

En los últimos 10 años han experimentado una tendencia creciente en los flujos de inversión extranjera que llegan a generar empleo y nuevas oportunidades.

En el periodo 2016-2018, en el top 10 de actividad económica estatal se ubicaron Aguascalientes (5.8% promedio anual —segundo lugar nacional—), San Luis Potosí (3.8% —quinto—), Jalisco (3.7% —séptimo—) y Guanajuato (3.5% —noveno—).

La Coparmex puntualizó que el dinamismo en la región le ha dado el liderazgo en el sector primario, al producir la cuarta parte del Producto Interno Bruto agroalimentario nacional, aunado a la participación de los sectores automotriz, plástico o calzado.

Incluso, indicó, las cinco entidades sobresalen entre las primeras 11 del más reciente ranking Doing Business sobre el país.

Refirió que si bien los números respaldan el ambiente para hacer negocios, generar empleo y atraer inversiones, también se tienen retos por superar porque más de medio millón de personas viven en condiciones de pobreza extrema.

La violencia y la inseguridad se han encrudecido en los últimos meses, especialmente en Jalisco y Guanajuato, porque en marzo ocuparon el tercer y cuarto lugar nacional por número de delitos registrados, expuso el sector patronal.

A ello se suma la falta de infraestructura y de una estrategia en materia de sustentabilidad ambiental, las problemáticas relacionadas con la escasez de agua, el rezago educativo de la región, la ausencia de planeación estratégica con la ciudadanía y los retos de movilidad en las ciudades, manifestó.

La cúpula dirigida por Gustavo de Hoyos subrayó que los trabajos de la Alianza Centro Bajío–Occidente están encaminados a cambiar esta realidad con acciones específicas y proyectos estatales y regionales.

Añadió que las iniciativas se centran en consolidar un crecimiento sostenido y de calidad para disminuir de manera significativa la pobreza en estas entidades y elevar sus índices de seguridad.

El Bajío-occidente no se incluye en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, en cual sólo se consideran tres proyectos regionales: Tren Maya, Istmo de Tehuantepec y zona libre fronteriza. (Redacción, con información de Notimex)

Una comitiva de compañías automotrices del país sudamericano alista una misión empresarial que viajará a la región.

leave a reply