Diversificación comercial de México ¿Qué sigue después del T-MEC?

[MILENIO]

Durante los próximas semanas se espera que ya sea ratificado el T-MEC (antes NAFTA) por los tres países que lo conforman, solo falta que, en el caso de México, se apruebe la reforma laboral en el Congreso Federal para que de esta manera entre en vigencia el nuevo tratado comercial. Empero, México debe virar su estrategia en materia de comercio exterior, no puede seguir dependiendo de un solo mercado, más del 80% de las exportaciones del país se dirigen a Estados Unidos, por ello es de vital trascendencia que el país empiece a ver a otros mercados; los 12 tratados que se tienen con más de 50 países deben ser aprovechados, tanto el Gobierno Federal como la iniciativa privada deberán trabajar en conjunto para que la política comercial del país tome nuevos rumbos ante la amenaza que representa el gobierno proteccionista de Donald Trump, desafortunadamente el papel de la Secretaria de Economía hasta el momento ha sido magro, no hay un proyecto o política pública que esboce cuál será el hilo conductor en materia económica-comercial durante la presente administración.

Es imperativo que el país diversifique su comercio exterior, tratados de libre comercio como el que se tiene con la UE no han sido aprovechados, de acuerdo a datos de la Secretaria de Economía, solo el 5% de las exportaciones se destinaron hacia la UE el año pasado, un porcentaje muy exiguo si se toma en cuenta que este tratado se firmó en el año 2000, por otra parte, las exportaciones a regiones como Sudamérica podrían aprovecharse de mejor manera mediante la Alianza del Pacífico, un acuerdo comercial que concentra el 57% del comercio exterior de Latinoamérica y que sin duda alguna el país podría sacar provecho.

Aunado a la diversificación comercial, México tiene que fortalecer su mercado interno para crecer económicamente a tasas superiores del 4% del PIB, durante muchos años se apostó a un modelo económico basado solamente en el comercio exterior, por ende es justo y necesario que el poder adquisitivo de los mexicanos aumente para que de esta manera se logre incentivar el consumo y así la economía interna pueda crecer.

Solo el desarrollo del país será posible cuando se tenga una política económica equilibrada donde se pondere de igual manera al mercado interno como al mercado externo (comercio exterior).

GERARDO TORRES VALDÉS

leave a reply