Libre comercio en Norteamérica se complicará si no se aprueba el T-MEC antes del 2020

Si no avanza la ratificación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) en los congresos de los países miembros a más tardar en enero del 2020, se complicará el libre comercio en Norteamérica principalmente por las actividades electorales programadas en Estados Unidos, señalaron analistas políticos y expertos en comercio internacional.

Durante la mesa de Análisis “T-MEC, CPTPP y sus Implicaciones” coordinada por la Asociación Nacional INCOMEX el martes 22 de enero de 2019, se observaron distintas perspectivas para México y el comercio internacional, a partir de la firma de los presidentes del T-MEC el pasado 30 de noviembre de 2018 y la entrada en vigor del Tratado Integral Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés) desde el 30 de diciembre de 2018.

En ella participaron el académico y comentarista político, Leo Zuckermann; el economista y politólogo Javier Tello Díaz; el ex administrador central de auditoría de operaciones de Comercio Exterior, Luis Quiroz; y el presidente ejecutivo de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), Alejandro Gómez Tamez.

Leo Zuckermann, en conferencia ofrecida a medios de comunicación, opinó que se vislumbra una relación rijosa entre el congreso de Estados Unidos, con mayoría demócrata, y el presidente Donald Trump.

“Los primeros signos son que habrá mucha rijosidad. Aquí demócratas van a tener que tomar la decisión de qué tanto le aceptan cambios al presidente Trump, si serán todos los que mande, incluso el T-MEC, o que tanto van a batear todo lo que mande”, declaró.

Consideró que si en este 2019 no se define su aplicación ni el tipo de relación que habrá entre el ejecutivo y los legisladores, en 2020 no quedará resuelto, ya que es año electoral para el vecino país, el cual jamás ha aprobado un tratado de comercio durante comicios electorales.

El economista, Javier Tello, refirió que Estados Unidos ya ha demorado la entrada en vigor de un Tratado de Libre Comercio con Colombia, donde por cuestiones políticas retrasaron su entrada en vigor por cuatro años.

“El consenso es que si (lo aprobaran los demócratas). Pero podría no entrar en vigor si votan en contra o podrían retrasarlo mucho. No es correcto comparar el T-MEC con el Tratado con Colombia, pero cuando estuvo en el congreso de Estados Unidos el tratado con Colombia, por razones políticas se retrasó la aprobación de éste cuatro años. El consenso es que lo harán relativamente rápido y entrará en vigor en enero 2020”, reiteró.

En palabras del experto en comercio Internacional, Luis Quiroz Martínez, tanto el gobierno de Enrique Peña Nieto como del gobierno actual tenían prisa por la aprobación del T-MEC. Si su ratificación en los congresos se prolonga, ve posible que coincida con una desaceleración económica mundial pronosticada para el 2020, lo cual podría afectar más a México.

“Había prisa del lado mexicano para firmar, se juntaron las prisas tanto de Peña Nieto como de López Obrador. López obrador no quería lidiar con ese problema y no le interesa la política exterior en general. En ese sentido sigue apostando que todo va a salir bien. Esperemos que sí, pero en efecto coincido que no están preparados para un escenario en el que no salgan bien las cosas. Sobre todo porque hay una genuina posibilidad de que se dé una desaceleración de la economía a nivel global y recesión por ahí del 2020. Entonces si se junta la prolongación del tratado será una situación complicada para todos los países y en este caso para México”, puntualizó.

Por su parte, el presidente de la CICEG, Alejandro Gómez Tamez, recordó que existen varias preocupaciones en el texto final del T-MEC. Algunos puntos afectan a la industria del transporte mexicano por limitar el ingreso a territorio estadounidense y terminar un flete. También existen cláusulas que permiten demandar a México por violaciones en cuestiones laborales, así como la necesidad de que el gobierno mexicano impulse una reforma que atienda el tema de los sindicatos blancos. Otro tema pendiente, dijo el especialista, es el terminar con la imposición arancelaria del 10% al aluminio y 25% al acero originarios de México y Canadá.

Por último, Gómez Tamez dijo que el peor escenario para el comercio en Norteamérica sería la no ratificación del T-MEC en los congresos y la salida de Estados Unidos del TLCAN por consecuencia.

 “Yo creo que en el caso hipotético que se dé esta situación, veríamos movimientos fuertes en el tipo de cambio, como lo vimos en 2017 y 2018 cuando se daba la renegociación. Volveríamos a ver un escenario de ese tipo, con tweets y demás, con incertidumbre y el reloj encima. Que si no llegas a un acuerdo se termina el libre comercio entre estados Unidos México y Canadá”, declaró.

leave a reply