Inclusión del identificador PO en pedimentos, puede ser el preámbulo de la eliminación del certificado de origen

 

La inclusión del identificador Proveedor de Origen (PO) en los pedimentos de importación, de acuerdo a lo señalado en la Tercera Resolución de Modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior para 2017 (publicada en el Diario Oficial de la Federación el viernes 8 de diciembre), puede ser el preámbulo a la eliminación del certificado de origen, como método para señalar la aplicación de una preferencia arancelaria, explica Jorge Gómez Bandilla, Director de Comercio Exterior de INCOMEX.

 

 

Ingresar al DOF: www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5507200&fecha=08/12/2017

 

“En relación con esta publicación del Identificador PO, que es para identificar el país de origen de las mercancías que se importen a México con el beneficio de algún tratado o acuerdos que tenga firmados México, entiendo que es por al Acuerdo de Facilitación Comercial que México tiene firmado a través de la Organización Mundial de Comercio, a fin de evitar o eliminar las cuestiones burocráticas que en  este caso sería el certificado de origen, un formato que tenemos con Estados Unidos y Canadá”.

 

“La Organización Mundial de Comercio (OMC) indica a través de la Organización Mundial de Aduanas, priorizar la facilitación aduanera, entonces de esta manera quedaría a nivel pedimento, a nivel partida; el identificador TL referente a que existe un tratado de libre comercio, el PO que nos va a indicar el país de origen de las mercancías del proveedor, con sus datos fiscales. De esta manera, se elimina el formato duro de certificado, y queda responsable directo de responder y presentar las pruebas suficientes por el beneficio que este tiene al importador. Actualmente se llena un certificado de origen que da el productor, y en este caso lo llena el exportador, ahora sería una declaración de origen en factura, y esa información de la factura se transmite al pedimento, para eliminar el formato de certificado de origen”.

 

No obstante, Jorge Gómez aclaró que aún no se oficializa la eliminación del certificado de origen, a pesar de que acuerdos comerciales más recientes, como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica han prescindido de él.

 

“No, todavía no, esa sería la tendencia. Dentro de las negociaciones que se están llevando acabo en el Tratado de Libre Comercio (de América del Norte), está el de facilitación comercial, y ahí se va a incluir la eliminación del certificado de origen. México, Estados Unidos y Canadá ya lo habían aceptado en su momento a través del acuerdo del TPP. Ahí ya venía especificado la declaración de origen en factura, entonces es solo retomar del TPP los beneficios de facilitación, e incluirlos en el TLCAN”.

 

Sin embargo, las empresas tienen que seguir solicitando el certificado de origen hasta en tanto no se indique lo contrario”.

 

El Director de Comercio Exterior de INCOMEX, mencionó que la eliminación del certificado de origen quedando solo el identificador PO en los pedimentos, representaría a eliminación de costos administrativos.

 

“Se eliminaría el costo administrativo de estar llenando los certificados de origen, de estarlo pidiendo al productor en Estados Unidos, y de que lo esté llenando el exportador. El arancel promedio ponderado mundialmente es del 1.5%, y aun así el importador sigue diciendo ¿por qué me cuesta tanto mi operación de Comercio Exterior? La Organización Mundial de Comercio y el Banco Internacional, encontraron 14 identificadores por los que sale costoso la operación del comercio exterior, todo relacionado con costos administrativos, con burocracia y gastos de permisos”.

 

Con eliminaciones de procesos administrativos como el del certificado de origen, concluye Jorge Gómez, se busca una reducción de costos en el comercio internacional de un 14%.

 

Saúl Alejandro Ramírez, Coordinador de Comunicación de INCOMEX

 

 

Comparte este articulo