Impuesto en la importación de autos a EU traería menos empleos y autos más caros

Si Estados Unidos aplica un impuesto a la importación automotriz, este afectaría directamente a las armadoras (costos de producción) y a los consumidores (precios de los autos).

 

De acuerdo a un análisis en Expansión, el objetivo del presidente Donald Trump es promover empleos para las plantas en Estados Unidos, sin embargo, la acción podría ser contraproducente.

 

El artículo refiere que la mayoría de los vehículos que se importan, son armados en México o Canadá.

 

La medida afectaría principalmente a los vehículos tipo sedán y otros compactos, que generalmente se fabrican en Europa y Asia. El efecto natural sería: un aumento de precio en el mercado, una reducción de ventas, un decremento en su producción, y por lo tanto, pérdida de empleos.

 

Pese a lo anterior, algunas automotrices han manifestado estar alerta para responder a una acción como esta:

 

El Economista publicó la postura de BMW, empresa que aseguró que pase lo que pase están listos para enfrentar cualquier eventualidad de mercados. Actualmente construyen una planta en San Luis Potosí con un avance del 70%.

 

También Ford, quien mantendrá su presencia en México, externó su compromiso de innovar la forma de dar servicio y atraer más clientes. El gerente de Ford en México confió en que tendrán más ventas en sus agencias.

 

Con información de Expansión, El Financiero y El Economista

Comparte este articulo