Cultura de cumplimiento, esencial para mantener una empresa

Una cultura de cumplimiento normativo a partir de una estrategia que contemple coordinación corporativa, fiscal, comercial, logística y la implementación de nuevas tecnologías, ayudará a las empresas a tener un enfoque estrictamente comercial con el ajuste de tiempos, reducción de sanciones y el ahorro de costos de inversión, explicó el Dr. Eduardo Reyes Díaz-Leal, director general de Bufete Internacional en su conferencia Trade Compliance, celebrada en la ciudad de Tijuana.

Lo anterior, mencionó, se logra definiendo el perfil de la empresa, realizando un diagnóstico integral, elaborando un plan estratégico de corrección, definiendo un equipo de trabajo para posteriormente implementar y dar seguimiento a un programa de concientización permanente.

 

El experto afirmó que la mayoría de las empresas realizan sus trámites por obligación y pocas tienen una cultura de cumplimiento, es decir un Trade Compliance, lo cual no les permite tener una ruta clara para su objetivo organizacional, pues significa una barrera para trabajar en la satisfacción de necesidades y en la generación de crecimiento.

 

La conferencia, organizada por la Asociación Nacional INCOMEX, se llevó a cabo en el World Trade Center Tijuana frente a trabajadores de la industria del comercio exterior y estudiantes universitarios. El objetivo es generar una conciencia que lleve a mejores prácticas empresariales en la región.

 

“Aunque su beneficio (del Trade Compliance) inmediato es menos sanciones, el beneficio más amplio es que la empresa se dedique realmente a lo que se dedica. Ninguna se dedica a fabricar permisos, a presentar reportes, a fabricar pedimentos, ese es efecto colateral. Las empresas se dedican a hacer negocios, a encontrar la solución para un mercado insatisfecho”, expuso Reyes.

Recordó que en la década de los ochentas el sector empresarial estaba enfocado en la calidad, en los noventas a una reingeniería de los procesos, para la primera década del 2000 se priorizó la creatividad, y en la actual (2010-2020) es vital el Trade Compliance.

 

“Es mejor que empecemos hoy con conciencia y no mañana por reacción, porque en la reacción puedes perder tu negocio. Lo que tratamos de entablar en INCOMEX es cómo implementar la cultura de cumplimiento, hoy en donde las consecuencias todavía no son graves”, advirtió.

 

Reyes Díaz-Leal resaltó que para implementar el Trade Compliance en las empresas, es vital la intervención de plataformas tecnológicas de control para evitar dificultades operacionales derivadas de diferencias normativas entre diferentes naciones, hablando específicamente de la industria maquiladora en México, cuya inversión proviene mayormente del extranjero.

Comparte este articulo