Conectividad ferroviaria, otro impulsor del Comercio Exterior

Al paso de dos años, la consolidación del proyecto ferroviario pensado para la región California-Baja California, implicaría un sistema integral para el tráfico de mercancías que generaría otra opción a la industria para su logística de transporte, y aprovechando los beneficios que este modelo implica.

 

En entrevista, Roberto Romandía, Director General de Baja California Railroad (BJRR), explica que desde que se lograron la concesión para la administración de la Vía Corta Tijuana-Tecate (71.4 kilómetros) hace más de tres años, la empresa trabaja en la integración del sistema que hoy día, conecta al puerto de Long Beach, California, con las Estaciones García y Valle Redondo en Tijuana, y la Estación Tecate del Pueblo Mágico bajacaliforniano, para que, en un corto plazo, se consolide la conexión hasta Plaster City, California, 112.5 kilómetros al Este, desde el cruce fronterizo de Tecate.

 

En total, Baja California Railroad, administra y desarrolla el proyecto de 184.15 kilómetros, enlazados con las grandes empresas ferroviarias de Estados Unidos BNSF Railway y Union Pacific, quienes trabajan en más de 52 mil kilómetros de vía cada una.

 

Vía corta, primera estación

Roberto Romandía comenta que desde que se retomó la utilización del sistema ferroviario en la región hasta hoy, se busca el posicionamiento entre la industria del proyecto que Baja California Rail Road representa, eliminando la idea de que se trata de una infraestructura descuidada y olvidada.

 

Hasta el momento, se han invertido alrededor de 460 millones de pesos en el sistema férreo, de descarga, de almacenamiento y de seguridad, desde la Estación Tijuana (KM 0), pasando por la Estación de Transferencia García (KM 14), Estación Valle Redondo (KM 33.9), Estación Tecate (KM 59.9), y hasta los límites del pueblo mágico y Estados Unidos (KM 71.4).

 

Actualmente, por el cruce fronterizo de San Ysidro, la operación alcanza entre 35 y 45 carros diarios, que transportan gas LP, madera, arena y agregados, metales, material automotriz y maíz, la mayoría hasta la Estación García. Esta actividad, representa apenas el 45 por ciento de la capacidad instalada por Baja California Railroad, y Roberto Romandía explica que el principal factor es la compartición de vía con el trolley de San Diego en los últimos 16 kilómetros de Estados Unidos hacia la frontera con México.

 

“El trolley se maneja con una catenaria eléctrica, lo cual no nos permite manejar el carro doble tarima. Si nosotros pudiéramos manejarlo con doble tarima, estaríamos en un 85 a 90 por ciento de nuestra capacidad instalada. Ese es el principal y más grande inhibidor, cosa que no va a suceder por el Este, por eso estamos apostando tanto a irnos para allá”, agrega Romandía.

 

Despacho Conjunto

El siguiente paso de Baja California Railroad para lograr el sistema integral ferroviario, sobre todo con la adquisición de la Línea del Desierto (112.75 kilómetros de vía desde Campo hasta Plaster City California), es la consolidación de un Despacho Aduanero Conjunto que permita y agilice el tráfico de recursos precisamente en el Este (Tecate-Campo, California). Esto, como comentó Roberto Romandía, reduciría las barreras logísticas y de infraestructura.

 

El director general de BJRR, agrega que las gestiones con el Departamento de Seguridad Nacional en Estados Unidos y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en México, van de la mano con la rehabilitación por tres fases de la Línea del Desierto.

 

“Nosotros aproximamos, pronosticamos o estamos pensando más o menos de un plazo de aproximadamente 2 años para que este completo el tema del Despacho Conjunto y la rehabilitación precisamente de la vía”, menciona Romandía.

 

De México hacia Estados Unidos

Una vez consumado este proceso y aunque un inhibidor seguirá siendo el de las tarifas de las grandes empresas del otro lado de la frontera, como expone el entrevistado, se daría un gran paso hacia otro de los objetivos de este sistema de transporte que a la fecha no se ha logrado: transportar mercancía de México a Estados Unidos.  Es decir, un sistema aduanero más ágil y la rehabilitación de la Línea del Desierto, traerían la utilización del sistema para exportar hacia el país del norte.

 

“Yo te pudiera decir que la parte principal es la falta de infraestructura que teníamos en nuestras instalaciones. En México, para generar confianza, hay que dar esa certeza al usuario de que sus mercancías van a estar seguras”, apunta Romandía.

 

“Una vez que estemos listos por la parte Este, una vez que hayamos terminado todas las inversiones que hemos venido haciendo por la Vía Corta, que es la que operamos ahorita, vamos a generar una gran demanda del ferrocarril, sin lugar a duda”.

 

Recuadro 1

¿Qué se transporta?

• Metales.

• Químicos y fertilizantes.

• Energía.

• Productos Industriales.

• Madera.

• Automotriz.

• Minerales.

• Productos agrícolas.

• Plásticos

 

Recuadro 2

¿Cómo lo transportan?

BJRR cuenta con 14 tipos de carros, entre furgones, góndolas, tolvas, plataformas, tanques, centerbeam y refrigerado. Próximamente se integrará la doble plataforma y el vagón automotriz.

 

Recuadro 3

Alternativa sustentable

De acuerdo a BJRR, un furgón puede igualar la carga de 4 contenedores de camión, y un tren intermodal puede transportar la carga de más de 280 camiones. Agrega que el transporte férreo resulta de 3 a 5 veces más eficiente en combustible que el traslado por carretera.

 

Saúl Alejandro Ramírez, Coordinador de Comunicación de INCOMEX

Comparte este articulo