Buscan notificación previa a la suspensión del Padrón de Importadores

 

Modificar el proceso de suspensión del Padrón de Importadores establecido en las Reglas Generales de Comercio Exterior (RGCE) no solo evitará complicaciones graves para empresas cuyas omisiones hayan sido producto de un error humano, también permitirá a la autoridad tener mayor claridad sobre las personas morales incumplidas, comentó Cecilia Ortega, contralor general de Grupo Eusaga Internacional.

 

Por lo anterior, se gestiona con los tres niveles de gobierno la modificación de la regla 1.3.3 de las RGCE. En términos generales, se busca que el Servicio de Administración Tributaria notifique a las empresas 3 días antes el motivo de la suspensión del padrón, y no 5 días posteriores como lo marca la normatividad actualmente.

 

“Si usted (en la actualidad) tiene un camión que viene y va hacer pedimento de importación, pues en el momento que ese pedimento va a ser validado y no le da firma, empieza a preguntar qué es lo que está pasando, se da cuenta que entonces el padrón ha sido suspendido, ¿qué es lo que sucede? la carga se queda de aquel lado, y que no va haber importación”, mencionó.

 

Con la participación de Grupo Eusaga, asociaciones civiles y entidades públicas, la propuesta se centra en que las empresas cumplidas puedan evitar la suspensión de su padrón subsanando una omisión cuando esta sea simple, evitando perder casi un mes de operaciones como sucede actualmente.

 

Por otro lado, se presume que aún con una notificación previa, una empresa incumplida o dedicada a actividades ilícitas no podría reparar su falta por su irregularidad normativa.

 

“Esta modificación está encaminada a poder notificarle previo a la suspensión a los importadores para que no se les dé de baja de una manera inmediata. Entonces lo que se está buscando es una notificación previa, para que sepan dónde está el problema y lo pueden atender a los tres días, desde que se les notifica. Si no pueden solventarlos ya llega la suspensión del padrón de importadores. Creemos que es algo justo y que va a beneficiar a las empresas”, mencionó Rodrigo Pérez, gerente de Comercio Exterior en Grupo Eusaga.

 

Existen más de 40 causales de Suspensión del Padrón en las RGCE, 10 de ellas de fácil subsanación, donde destacan: la no localización del contribuyente, imprecisiones la denominación de la empresa, falta de documentación, entre otras.

 

“La idea es que solamente algunos de esos supuestos se libren de la suspensión inmediata, pero en sí la modificación sería para todas, pero únicamente algunos supuestos que no sean tan graves son los que tengan la oportunidad de salir adelante”, declaró Alejandro Veano, jurídico de Grupo Eusaga.

 

“El comercio exterior para Baja California es sumamente importante, dado que parte de nuestra actividad como estado tienen que ver con operaciones de comercio exterior tanto de importaciones como de exportaciones, tanto en industria como comercio organizado”, destacó Cecilia Ortega.

 

Próximamente habrá una reunión con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para hacer la entrega formal de la propuesta.

 

En las reuniones de trabajo han participado Grupo Eusaga Internacional, la Secretaría de Desarrollo Económico de Baja California, la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana, la diputada federal María Luisa Sánchez, la Asociación Nacional INCOMEX, Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (DEITAC).

 

Comparte este articulo