Análisis del Sistema de Control de Cuentas de Créditos y Garantías (SCCCyG)

Por Shantal Martínez, Analista de INCOMEX

Las empresas que cuentan con su Certificación de IVA e IEPS conocerán perfectamente el término de Anexo 31, donde por medio del Sistema de Control de Cuentas de Créditos y Garantías (SCCCyG), se administran y controlan los créditos fiscales derivados de las operaciones que gozan del beneficio otorgado por su Certificación. El sistema es simple: parte del inventario inicial, suma todas aquellas operaciones que se realicen aplicando el crédito y resta los informes de descargo presentados, esto mediante su mecanismo de operación.

 

Las empresas certificadas se han visto obligadas a realizar sus descargas en Anexo 24, ya sea de manera mensual o bimestral, para así poder presentar sus informes de descargo y dar destino de las mercancías importadas temporalmente a las cuales se les aplicó un crédito. La mayoría de las empresas llevan ya dos años realizando dicha operación pero, ¿realmente se ha hecho un análisis de la información que nos arroja el SCCCyG?

 

Esto nos lleva al punto inicial, es necesario que las empresas den atención especial a la información que se encuentra disponible al entrar a su SCCCyG. En este portal, podrán confirmar si se encuentran validados sus reportes presentados incluyendo el inventario inicial, el crédito total pendiente de retorno, posibles  sobredescargos y saldos próximos a vencer.

 

Entrando un poco a detalle, se hace la sugerencia de generar en su Anexo 24 un reporte con los saldos que se contaban a la fecha en que presentaron su inventario inicial en Anexo 31. En teoría, los saldos deberían coincidir en un 100% pero, esto no siempre es la realidad. Si realizaron algún cambio, omitieron presentar información o presentaron un inventario inicial únicamente para dar cumplimiento, sin validar la información presentada con su inventario físico, lo más probable es que sus saldos sean distintos y por ende, su Anexo 24 y Anexo 31 nunca van a coincidir. Actualmente la autoridad facilita la corrección del inventario inicial, por lo que si se encuentran en alguna de las situaciones mencionadas, pueden consultar en el portal del SAT el mecanismo de corrección, o bien, acercarse a su asesor de Comercio Exterior para realizarlo.

 

Mencionaba en un inicio que el sistema es simple, pero la realidad es que lo complejo es el análisis y comparación de la información para poder determinar si la empresa está realizando correctamente las operaciones relacionadas.  Derivado de la última publicación de las Reglas Generales de Comercio Exterior para el 2017, cualquier empresa que ya no cuente con su Certificación de IVA (ya sea por cancelación o que no la hayan renovado), será exigible en 60 días comprobar el retorno de las mercancías o en su defecto, realizar el pago del crédito pendiente. Por lo que la invitación nuevamente es que visiten, revisen y analicen la información que se encuentra disponible en el portal y así poder prever cualquier contingencia.

 

 

Comparte este articulo