Acuerdo Conclusivo una alternativa para contribuyentes sujetos a auditoría

 

El Acuerdo Conclusivo, es la figura de justicia alternativa diseñada para el ámbito fiscal; un proceso alterno a la judicialización de las facultades de comprobación de la autoridad, que de acuerdo al delegado de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) en Baja California, Leonel Sánchez Derat, resulta en diversos beneficios fiscales y administrativos para el contribuyente.

 

Los acuerdos conclusivos tienen su fundamento en el artículo 69-C del Código Fiscal de la Federación (CFF), mismo ordenamiento que contempla a la delegación que encabeza como el mediador entre el contribuyente y la autoridad fiscal.

 

“Con esta figura, con la mediación que llevamos nosotros como procuraduría, el contribuyente tiene la posibilidad antes de que antes que se emita la resolución, tener un acercamiento con la autoridad, obviamente nosotros como intermediarios, y poder analizar anticipadamente el acto de fiscalización que se le está llevando”.

 

Si un contribuyente es objeto de una auditoría del Servicio de Administración Tributaria (SAT), tiene la posibilidad de aprovechar esta figura, desde la notificación de inicio de la facultad de comprobación hasta antes de la resolución, arguyendo una controversia o desacuerdo con los hechos y omisiones presumidas.

 

Una vez solicitado el acuerdo conclusivo, el procedimiento de la autoridad se suspende con el fin de darles certeza jurídica a los contribuyentes.

 

El paso siguiente dentro del proceso, es una serie de mesas de trabajo entre las partes, coordinadas por el personal de la Prodecon, en donde se desarrolla un ejercicio de desahogo de elementos de ambos actores, algunos que quizá no pudieron presentarse en el proceso natural.

 

“Básicamente, nosotros estamos como mediadores. A estas mesas de trabajo acude el contribuyente personalmente, puede acudir con su asesor jurídico y con su asesor fiscal… ahí el contribuyente puede realizar una explicación de su actividad, la razón de negocios que tiene, las razones que tuvo para realizar tales o cuales operaciones sobre las cuales la autoridad tuvo alguna duda, notó alguna discrepancia, alguna irregularidad”.

 

Los beneficios por apegarse a esta figura, van desde la finalización del proceso si se determina que en realidad no existieron las omisiones y hechos reclamados por la autoridad. No obstante, de encontrarse éstas, con la firma del acuerdo, el contribuyente tiene derecho al 100% de condonación de multas.

 

Sánchez Derat menciona que en el sector de comercio exterior ha sido frecuente el uso del acuerdo conclusivo.

 

“Es muy frecuente, me atrevería a decir que una gran mayoría, aproximadamente un 40, 50% son en materia de comercio exterior. Son revisiones que realiza, ya sea la Administración Desconcentrada de Comercio Exterior o las Administraciones Centrales de operaciones de Comercio Exterior a las maquiladoras, a las empresas con programas IMMEX”.

 

En Baja California, durante el año 2016 y 2017, la utilización del Acuerdo Conclusivo por parte de contribuyentes registró un aumento del 29%, menciona el delegado Sánchez Derat. Los números ubican al Estado como el tercer lugar a nivel nacional.

 

En el país, se han presentado 7,023 acuerdos, con un resultado de 3,046 suscritos, es decir, mediación exitosa entre el contribuyente y la autoridad fiscal.

 

Yesenia Beaven, desarrolladora audiovisual
INCOMEX

Comparte este articulo